In Destacada, Institucionales, Noticias del sector

Desde varias asociaciones profesionales veterinarias a la cual este Colegio se suma, se ha decidido elevar un mensaje a los colegas para que tengan claro que la excepcionalidad de circulación de los veterinarios no significa tránsito libre. Es para casos puntuales, NO es para acciones profesionales o comerciales de rutina.

En ese sentido, las y los veterinarios sólo podemos y debemos desplazarnos para acciones urgentes, emergentes, tratamientos críticos o crónicos con evoluciones que requieren imperiosamente de atención cercana. La excepcionalidad planteada en el decreto presidencial no fue planteada para que se abran las veterinarias de manera normal.

Teniendo en cuenta estas aclaraciones, las y los instamos a una valoración introspectiva como agentes primarios de salud, por la cual debemos estar a disposición de las autoridades.

En este sentido nos permitimos manifestar que en España han sido convocados las/los veterinarias/os para actuar con humanos en la pandemia Covid-19.

Nos obliga esto (y esperemos no sea necesario en nuestro país) a preservarnos para estar al servicio de los sistemas de salud cuando sea necesario. Viralicemos el concepto de QUE LAS Y LOS VETERINARIOS TAMBIÉN DEBEN ESTAR EN CASA.