CONSULTA NO PRESENCIAL O A DISTANCIA (Teleconsulta)

El CMVSF2 frente a esta “nueva realidad”, quiere introducir el concepto de SALUD DIGITAL.

El mismo que comprende acciones tales como la consulta a distancia, la prescripción digital o electrónica, etc., debe ser tomado con mucha precaución tanto por los profesionales como por el público en general.
Se considera a la consulta a distancia un complemento. No suple lo presencial. Es una interesante acción orientativa a través del intercambio de datos e información.

La consulta no presencial es claramente un acto médico, pleno e idóneo, que requiere toda la aptitud profesional que tiene la consulta presencial.

Se recomienda por ende al profesional, tener una actitud de sumo cuidado en la toma de decisión de brindar servicios de esta manera y muy especialmente durante la realización de la misma.

Al considerarla ACTO MEDICO al igual que la consulta presencial, para decidir, hay que tener en cuenta: la existencia de historia clínica, la circunstancia y lugar que llevó a establecer la consulta a distancia o no presencial y hay que documentar todo esto para justificar la misma en reemplazo de la presencial.
Se recuerda que es siempre fundamental y también en estos casos, la confección de la historia clínica del caso y la derivación del paciente si esta se produjese, a través de la confección de la correspondiente epicrisis.

Finalmente se remarca que la consulta a distancia tiene las mismas responsabilidades éticas y legales que la presencial.

A LA POBLACION EN GENERAL:

Recomendamos asegurarse, antes de generar una consulta del tipo no presencial, que el profesional o la plataforma de teleconsulta hacia donde se dirige, posea habilitación de los organismos estatutarios de control (Colegios Profesionales) quienes controlan la presencia en las mismas de profesionales matriculados y habilitados para el ejercicio de la Medicina Veterinaria.

 

MESA DIRECTIVA CMVSF2